lunes, 22 de octubre de 2012

Excelente alternativa en invernaderos, cultivo de chile manzano, chile cera o perón (Capsicums pubescens)

México es un país que cuenta con una gran diversidad climática que le permite producir cualquier tipo de cultivo. El chile manzano, chile cera, chile Peron. 
El chile manzano se adapta a las sierras templadas frías con bastante facilidad en condiciones entre  los 1400  y 1700 metros sobre el nivel del mar.
Una buena plántula de chile manzano será la que determinará el éxito del negocio. La calidad de la planta depende de su origen genético y de su desarrollo en el almacigo.
Existen trabajos de mejoramiento genético, gracias al Dr. Mario Pérez Grajales hay semilla mejorada, cruzas entre materiales criollos, las variedades Puebla x Zongolica y la puebla destacan por satisfacer a las exigencias del mercado.

Uno de los principales detalles de este cultivo es el nivel de sombra en un 50%, ya sea que venga integrada en la cubierta plástica,  malla sombra o encalada como se muestra en la figura.
Las semillas de chile manzano se tienen que extraer rápidamente del fruto y germinarse de lo contrario la testa o capa exterior se endurece y tarda mucho en germinar, lo que le quita bastante homogeneidad, en dado caso se le aplica ácido fosfórico y ácido sulfúrico para facilitar la operación.
El crecimiento de las hojas es increíblemente rápido gracias a los fertilizantes foliares y la nutrición aplicada a la raíz marcando un largo de hoja por semana de 6.90, 7.707 cm, 9.483 y 11.645; creciendo a un ritmo de 0.807, 1.776, 2.157 cm por semana respectivamente y creciendo de manera más rápida a medida que desarrolla más y más hojas.
Las primeras flores aparecen a la primera bifurcación justo a los 60 días después de sembrado quedando 3 meses para la formación del fruto.
La cantidad de hojas desarrollada por la planta aumenta su velocidad de crecimiento cada día, llegando a crecer después del trasplante 11 milímetros por semana (en las hojas)  y así progresivamente en aumento.

 Así se cumplen 12 hojas y empieza la bifurcación del tallo principal.
Después de cada bifurcación del tallo se desarrolla otra bifurcación y así sucesivamente.
Las primeras floraciones empiezan a trabajar y su polinización es fácil y sencilla, desde este momento empieza el gran trabajo de la nutrición mineral, ya sea vía raíz y combinarla con fertilización foliar para potencializar los rendimientos.
Después de un exhaustivo trabajo vienen las recompensas, de esta bondadosa planta se pueden obtener de 5 kg a 6 kg por planta, alrededor de  55 frutos y si se extrapola a una hectárea nos da 80 toneladas en un año.
El precio promedio en un año varía de $15 kg a $25 kg en la temporada de poca oferta en los inicios del año.



Consulta el Análisis económico de chile manzano aquí: 


Para cursos y asesorías comunícate con nosotros
Ing. Francisco Gabriel Cruz Araujo
Correo: fgca33@hotmail.com
Twitter: consagrie

Conoce nuestras experiencias

  1. Producción de Chile Manzano en Invernadero
  2. Producción de Pepino en Invernadero
  3. Producción de Jitomate tipo Bola
  4. Producción de Jitomate tipo Saladette en Tezontle
  5. El Secreto de los Fertilizantes Foliares
  6. Producción de Jitomate en Aserrín, Fibra de Coco y Tezontle Rojo
  7. Producción de Plántula de Hortalizas
  8. Producción de Pimiento Morrón
  9. Producción de Lechugas hidropónicas
  10. Milpa Intercalada entre árboles Frutales
  11. Producción de Hongos setas